Google+ Followers

domingo, 21 de diciembre de 2014

NAVIDADES EN LIGURIA



Sucedía algo raro con ese país. Era como si el calendario avanzara numéricamente pero no de otra forma; llegaban esta fechas y no pasaba nada. Cualquier alteración en esta época no nos pasa precisamente desapercibida, por lo que mis jefes me enviaron desde Orlando para averiguar qué es lo que estaba pasando allí. Para nuestro negocio no es que fuera algo sustancial, pero en todo caso aquello era tan  insólito que estábamos intrigados. Tan insólito como que me encargaran hacer esto directamente a mi.

Una vez allí y después de dar muchos palos de ciego, llegué a un bar a preguntar. Me indicaron a alguien con aspecto de adolescente angélico que en ese momento salía en la televisión, en un programa de actualidad política. - Ese es tu hombre-, me dijeron. Me animaron a ir directamente al plató para conocerle -no se preocupe que al programa le queda por delante...- y eso es lo que hice. Al fin y al cabo yo también soy una estrella de televisión. Como supuse, me permitieron enseguida pasar y esperar en una sala contigua. Tras otras 30 horas de gritos, jaleos de la hinchada y galimatías ininteligibles, por fin salió y me presenté. Inmediatamente nos pusimos de acuerdo

No me acababa de gustar un pelo aquel jovencito, pero lo cierto es que no había encontrado a nadie más dispuesto y parecía que realmente sabía con quién había que hablar. Me indicó que le acompañara en el asiento de atrás de un coche de alta gama que le esperaba al salir y bajamos un rato después frente a un edificio.

En la acera de enfrente una señora ya avanzada en años empujaba a unos guardias urbanos, al tiempo que gritaba que dejaran de agredirla. Los guardias a duras penas alcanzaban a cubrirse la cabeza ante el amenazante blandir de bolso, que cada vez se les acercaba más.

-Ya hemos llegado. No le hagas caso a esa, siempre está igual- anunció el infante deteniéndose frente a la puerta de un edificio. El agudo pito de su voz pareció quitarle aún algún año más de encima.

En la entrada, una suerte de portero o conserje se abrazó con mi imberbe Cicerón como si fueran grandes amigos y solo unos segundos después tenía el paso franco hacia la estancia. Me dispuse a entrar.

- ¿Ey tío y de lo mío? La voz en aquel momento se le tornó más grave al reclamar su parte en la transacción. Parece que hasta para según qué cosas, se puede madurar en décimas de segundo.

- No te preocupes, aquí tienes el contacto de mi gente en Orlando y un sobre con más de lo que te mereces- Le alargué una tarjeta y el sobre citado, con ganas de que se teletransportara a los Estados Unidos en ese mismo instante, con tal de tenerlo lejos.

- ¿ Nunca te han dicho que eres un poco rata? ¡Ji,ji,ji!-

Entré en el edificio como alma que lleva el diablo, dejando atrás al conserje y a esa risita insoportable sin siquiera decir adiós.

Dentro, el espacio parecía desierto y como entre tinieblas. Un aire plomizo gobernaba la estancia, decorada con los típicos muebles y aparataje propio de un recibidor de edificio de oficinas. La única curiosidad la representaba una sección grande en una de las paredes, que pareciera haberse retocado recientemente y por lo visto de forma muy chapucera. Cuando ya estaba en mitad del camino hacia el único ascensor que se vislumbraba en línea recta, una puerta se abrió a mi derecha.

- ¡Oye, a ti te conozco, eres "M", me acuerdo de todo, DE TODO!- Casi sin darme cuenta alguien se me venía encima con la agresividad (y aspecto) de un minotauro con patillas y gabardina. - ¡¡¡¡Sabes que no habéis pagado, NO HABÉIS PAGADO!!!!- tronaba la aparición micénica.

 No podía ser otra vez ese tipo, no...

- Mira, ya te lo dijimos, pretender una parte de lo que pudiéramos hacer aquí mal, pero de cada cosa que hacemos en Francia, EEUU...¿a quién le cabe en la cabeza?-

No dejaba de señalarme con el dedo - ¡Pamplinas! Tienes suerte de que tengo que coger un vuelo urgente, no sea que ya no pueda salir...¡nos veremos las caras otra vez!-

El tipo me dio la espalda con la misma brusquedad que había llegado y yo no esperé a mirar adónde iba. Cogí el ascensor. Los botones quedaban a mi derecha... ¿Cuál me había dicho? Decidí probar de uno en uno.

Se abrió la puerta del primero y el jolgorio de...¿una fiesta de cumpleaños? dibujó una escena surrealista, mientras mantenía la puerta del ascensor abierta, sin acertar a explicarme qué demonio pintaba una celebración infantil en un edificio como ese. El caso es que la señora que parecía hacer de jefa de todo eso me resultaba familiar, la había visto antes...¡ah, es cierto, en París! Antes de que nadie reparara siquiera en mi, la puerta se cerró y seguí ascendiendo.

Salí al segundo piso y luego de doblar una esquina a mi derecha, me encontré de frente con un señor canoso, algo corpulento y con cara de no muy buenos amigos. Llevaba uno de esos trajes cruzados, de los de antes. Estaba sentado detrás de una mesa, con solo un vaso y una botella de vinagre encima de la misma.

- ¿Tú, qué coño haces aquí? ¿No ves que puedes ser una fuente de infecciones? me espetó para empezar a hablar - Venga, largo -

- Oiga, podría ser un poco más educado- le respondí

- ¿ Educado? Suerte tenéis de contar conmigo aquí, sin mi todo estaría descontrolado y...-

No le dejé terminar, torciendo a mi derecha me volví al ascensor, dispuesto a probar el piso siguiente y cada vez con menos paciencia. Solo me quedaba una planta, tenía que ser allí.

Salí al tercero, apenas avancé unos metros y vi a quién había venido a buscar. Vestía bombín, tirantes y pajarita. Su figura enteca iba de una lado a otro con las manos entrelazadas tras su espalda, inquieto. Súbitamente paró y fijó en mi su mirada a través de sus lentes. Su voz apenas era audible, como en un susurro.

- Sé a qué has venido. No ha sido culpa mía.- me dijo, antes de que yo acertara a comentar nada.

-¿Me quieres explicar qué está pasando?- dije al fin.

-¡No ha sido culpa mía, yo no quería!- gritó esta vez, mientras imploraba comprensión con su gesto.

-¡Dime qué ha pasado y dímelo ya!-

No estaba para lloros de nadie.

- Te lo voy a decir yo- dijo una tercera voz proveniente de una puerta a mi derecha. Salía por ella un personaje con el porte de un genio de la lámpara; eso sí, muy trajeado. Vestía también una mueca sardónica que proyectaba desprecio y bastante cinismo.

- No hay nadie que la pueda contar.- dijo.

Mi perplejidad se tornó en expresión en mi cara.

- No me mires así, es eso, no hay nadie que la cuente- repitió - ¿la Navidad es una historia no? Pues no queda nadie para contar ese relato. Nos hemos cargado la cultura, la creación, no queda un sola persona que teja sueños.

- ¡Te dije que sucedería! - le gritó el de las gafas.

- ¡No, yo te lo dije a ti!-

-¡Bárbaro, ostrogodo!

-¡Flojeras, feble, faible, weak, veikt (...)!

Cuando ya el del traje comenzaba a utilizar lenguas muertas para zaherir a su contraparte, otra puerta situada más a la derecha se abrió.

- ¿Queréis callar un poco? Así no hay quién se concentre en esta interesantísima etapa de montaña del Tour de la Cochinchina. Además ¿a qué tantas voces con el tema? Tampoco es para tanto...

Hurtado de mi capacidad de asombro me quedé mirando al enésimo miembro de esta Wonderland de pesadilla. Alto, barbado y con unos brillos en la cara que le hacían parecer una figura de cera se hallaba delante de mi un sujeto, sosteniendo en su mano derecha el puro habano más grande que había visto en mi vida.

- ¿Le parece poco?- le dije. - Su país se queda sin navidades y por lo que están diciendo se ha quedado también sin artistas, no hay lugar civilizado en el que haya pasado esto- continué.

-¿Y qué?- me interrumpió el de la barba. - Somos singulares, únicos. Tampoco hay país en el mundo en el que las noticias en internet no se encuentren en los buscadores, sino a manivela ¡Eso nos singulariza, eso es marca España! Además, hay que confiar, gracias a estos sacrificios es posible que en 2026 volvamos a tener fiestas ¡No me sea usted cenizo pollo, es decir, ratón!

No podía dar crédito. Me dispuse a marchar no sin añadir algo más.

-Miren, a nosotros casi nos da igual, pero ¿qué va a pasar con su país, quién va a soñar el futuro?-

Ahí sí contestaron al unísono:


- ¡QUÉ INVENTEN ELLOS!-



Felices Fiestas pese a todo y mejor entrada de año. Que en 2015 la prosperidad del nuevo tiempo y unas verdaderas navidades lleguen para el mundo de la Cultura


La fotografía que ilustra el cuento la realicé en el muro de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el Museo de la Memoria de Santiago de Chile.


martes, 3 de junio de 2014

REPÚBLICA O MONARQUÍA





Tras años de inmovilismo en tantas cosas, en este país hemos pasado al convencimiento de que hay que cambiarlo todo y si es en tiempo récord, mejor. Echo de menos la necesidad de algo de reflexión colectiva, serena, pero mi opinión es que sí, que hay que cambiar muchas cosas y que algunas deberían haberse cambiado mucho antes. Y que de haberlo hecho, nuestra situación sería sin duda mejor. Pero también es cierto que hace muy poco tiempo, la abrumadora mayoría de la sociedad no solo no veía esa necesidad, sino que directamente la rechazaba.

Soy republicano por razones sentimentales y racionales. Lo soy ahora y también cuando, hace muy poco tiempo, la monarquía era la institución más valorada por l@s españoles en repetidas encuestas del CIS.  También es cierto que racionalmente la forma de estado nunca me ha parecido lo más importante de nuestro modelo. Más sustantivo me parece la consolidación del propio sistema democrático, las libertades y los servicios públicos esenciales (de la misma forma que lo está en repúblicas como Francia, o en monarquías como Noruega). Todo esto está puesto en cuestión hoy.


El PSOE defendió la República como forma de Estado durante el debate constitucional en 1978, hasta el punto de no votar a favor durante la ponencia constitucional. No así el Partido Comunista, que votó a favor de la monarquía "en aras de la democracia y la paz civil"... lo que en términos históricos me parece muy respetable y comprensible; no tanto me lo parece darnos lecciones sobre pasado a los demás. Un grupo comunista formado por diputados como Carrillo, La Pasionaria, Rafael Alberti, Ramón Tamames, Simón Sánchez Montero...casta pura todos.

En palabras de Santiago Carrillo: "La realidad no corresponde siempre al ideal imaginado". "El jefe del Estado ha sido una pieza decisiva en el difícil equilibrio político establecido en este país y lo sigue siendo. Él ha desempeñado el papel de bisagra. [...] Esa es la realidad. La realidad no corresponde siempre al ideal imaginado. [...] Si en las condiciones concretas de España pusiéramos sobre el tapete la cuestión de la república, correríamos hacia una aventura catastrófica en la que, seguro, no obtendríamos la república, pero perderíamos la democracia. [...] Los comunistas, en aras de la democracia y de la paz civil, vamos a votar el artículo 1º y afirmamos que, mientras la Monarquía respete la Constitución y la soberanía popular, nosotros respetaremos la Monarquía".

Para reflexionar...

La forma de Estado está fijada en la Constitución y además en la "parte reforzada" de la misma, lo que quiere decir que para su modificación se necesita una mayoría cualificada en las cámaras (2/3), la disolución de las cámaras y la convocatoria de elecciones constituyentes, finalizando con la aprobación de nuevo de la reforma por 2/3 y la ratificación posterior en referéndum popular. Un proceso sin duda complejo, pero que NADIE se puede saltar.

En los próximos días se remitirá a las Cámaras una ley orgánica en la que SOLO se dará forma a lo legalmente recogido en la Constitución, que es simple y llanamente aprobar la abdicación de Juan Carlos. Nada más...y nada menos. No cabe otra cosa y quién quiera introducir la posibilidad de un referéndum simplemente o está manipulando el debate, o desconoce el cauce legal. En mi opinión no  cabe consulta sobre una reforma constitucional cuyo procedimiento está taxativamente fijado en el Título X de la misma norma. Habrá para quién el respeto a la ley no sea nada, para mi eso en democracia es todo. 

No creo que sea forma de defender una aspiración tan pura como la república, el alimentar debates destinados solo a aprovechar electoralmente la legítima y pura aspiración de una buena parte de la sociedad; y por cierto, sin ninguna posibilidad de prosperar en ninguna de las dos cámaras, con PSOE o sin él.

Creo en una profunda revisión de la Constitución, donde se consagren en la parte de protección por el derecho de amparo los derechos sociales básicos, como por ejemplo la sanidad. Donde se federalice la forma de Estado. Donde también se elimine el famoso artículo 135 (aunque su virtualidad legal sea bajo mi punto de vista nula)...y donde sin ir más lejos se plantee la reforma de la forma de Estado también. Y que se realicen esas propuestas en el programa electoral del PSOE para las próximas elecciones generales - falta poco menos de un año-. Y que durante este tiempo tengamos un debate serio y sereno sobre cuestiones tan trascendentales. Que no hagamos las cosas a gorrazos, como tenemos tendencia a hacer las cosas.

Y que tengamos en cuenta que en este país de 47 millones de personas, aunque nos parezca lo contrario, hay una infinidad de posturas y visiones sobre todos estos asuntos. Y democracia también es conciliar, es buscar espacios comunes en los que podamos convivir en paz personas de ideología contrapuesta. Y que puede que al final el resultado de la consulta nos sorprenda. 

Por mi parte sí, República es futuro. Salud





jueves, 24 de abril de 2014

BIENVENIDOS AL CRUSTÁCEO CRUJIENTE, BIENVENIDOS A RTVE






Reproduzco aquí la columna que publiqué originalmente en el diario digital Huffington Post, que podéis visitar en este enlace:

http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/bienvenidos-al-crustaceo-_b_5186355.html?utm_hp_ref=spain

“Bienvenidos al Crustáceo crujiente, donde el reloj de la evolución camina hacia atrás”. Cuando comencé mi interpelación en el Senado sobre Radio Televisión Española (RTVE) al ministro Montoro, a principios de este mes, no puede evitar acudir a una cita del genial Calamardo. Sí, ese calamar quejón (“repunante”, que diríamos en mi pueblo) de los dibujos de Bob Esponja, que a veces veo y disfruto con los peques en casa; por cierto, a ver si quién programa en Clan TVE se acuerda de poner algún capítulo nuevo, porque...

Reformulando esta frase podríamos resumir lo que ha sucedido en este país: “Bienvenidos a la España del PP, donde el reloj de la evolución camina hacia atrás”. Y uno de los lugares donde mejor se puede ver esto reflejado es RTVE.

Cuando el PP llegó al poder heredó una corporación saneada (enjugados más de 7.500 millones de € de déficit del “aznarismo”) y con una ley de financiación propia, la 8/09, que aunque necesitada de retoques debido a este ciclo económico, establecía una senda cierta de ingresos.

Asimismo, desde la aprobación por Congreso y Senado de la Ley 17/2006 y el posterior Mandato Marco, se habían establecido claramente los principios que el ente debía seguir para cumplir con la encomienda de servicio público. El que la presidencia de RTVE tuviera que contar con 2/3 de los votos del Parlamento, aseguraba la necesidad de consenso e independencia en la dirección del canal público.

De la sustancial mejora de la gestión de RTVE dan buena muestra las audiencias crecientes a partir de 2007, tanto de la radio como de la televisión pública, así como el sinfín de reconocimientos y premios internacionales por su calidad e independencia del poder político. De esta forma parecía que España había superado definitivamente la época de la gubernamentalización y de las condenas por manipulación informativa - acordémonos del célebre “ce-ce-o-o” del inefable Urdaci- ; ya no mirábamos a la BBC con complejo de inferioridad.

Pues bien, de lo primero que hizo el ejecutivo de Rajoy al llegar al poder, fue aprobar un Decreto-Ley – evitando así el control previo de las cámaras- para dinamitar la exigencia de los 2/3 para elegir un presidente de RTVE, de forma que el PP en solitario, con la complicidad de CIU (qué pronto se ponen de acuerdo cuando les interesa), escogió como nuevo presidente a Leopoldo González-Echenique Castellanos de Ubao (respiren).

Lo que vino después fue una auténtica bacanal de gubernamentalización del ente.
Recordemos que se nombró jefe de informativos a Julio Somoano, cuya  tesis de Máster había sido: “Una estrategia de comunicación para la victoria electoral del Partido Popular”; en la que reflejaba pensamientos tales como: “el PP no debería dejar pasar una forma de politización, como es hacerlo en programas de entretenimiento”. No nos extrañemos de que se comenzaran a hacer chistes que cambiaban “Águila Roja” por “Águila Azul”…

A partir de aquí denuncias de manipulación constantes en el Consejo de Informativos y por parte de la plantilla, periodistas que se niegan a firmar informaciones… Hasta hemos tenido que pasar por la vergüenza de que a mediados del año pasado el Consejo de Europa denunciara injerencias gubernamentales en RTVE, situándonos en el nivel de libertad informativa de países como Rusia, Bielorrusia, Azerbayan… o el reciente espacio de mítines de nuestro presidente del Gobierno: Turquía.

No es ya solo la transformación del ente en una RTVE al servicio del Partido Popular, sino también la baja calidad de muchos otros programas, rozando incluso la chabacanería. Tenemos una televisión pública en la que los ejemplos para el Día de la Mujer Trabajadora de este año fueron la duquesa de Alba o Tita Cervera…en la que la presentadora del magazine de la mañana se pregunta si el alma de los delincuentes se traslada a las personas que reciben sus órganos en donación…una cadena pública que mantiene un programa que hace filosofía de la caridad y las miserias expuestas en público como “Entre Todos” – que podría ser un título perfecto para el PP en el Caso Bárcenas-.

“Deduzco que a su señoría no le gusta nada la programación de RTVE” me espetó Montoro durante el debate. Efectivamente, no me gusta mucho. Pero el problema no soy yo, el problema es que a la ciudadanía española tampoco le gusta. Los datos de los telediarios de la televisión pública son desastrosos: han perdido más de un millón de espectadores desde 2012, TD1 ya es el tercero en su franja…

Los datos de RNE no son mejores: según el Estudio General de Medios (EGM) de 2013, la radio pública ha perdido 700.000 oyentes.

Pero es que además hemos vuelto a la senda del déficit disparado en lo económico. Los datos de los ejercicios 2012 y 2013 arrojan un déficit de 113 millones de euros, que amenaza con ser estructural y repetirse este 2014.

“Si como dice usted ya no la ve nadie, ¿entonces qué le preocupa?” me decía el ministro de Hacienda. Pues me preocupa una deriva de RTVE hacia el modelo Tele Madrid, o aún peor, hacia Canal Nou. Me preocupa un canal público, financiado con nuestros impuestos, que funcione como un chiringuito del PP. Me preocupa un ente desprestigiado que ya no vean más que los “acólitos”. Me preocupa la situación de un canal que transmite la imagen de España hacia el exterior.


Desde el PSOE hemos pedido al Gobierno que vuelva a caminar hacia delante, que recupere la senda del consenso. Que acordemos con la mayor concertación posible un modelo sostenible y de futuro de RTVE, que sirva además para cumplir el mandato de servicio público. Sinceramente, no tengo más esperanzas de que el PP recupere la cordura en este tema de las que tengo en que la recupere en otros mucho asuntos. Y bien que lo siento.

¿INVENTAMOS EN LEÓN EL AJEDREZ?



Reproduzco aquí el artículo que publiqué en el digital ILEON.com , que podéis encontrar en este enlace:
http://www.ileon.com/deportes/039203/inventamos-en-leon-el-ajedrez


Todavía me acuerdo de un libro de esos de antes, grande con tapas blancas duras, titulado algo así como “ajedrez para niños”.  En las primeras páginas con unos dibujos dignos de las “Mil y Una Noches”, una fascinante explicación de dónde había nacido el ajedrez y cómo había llegado a España y Europa.
Me asombra que me acuerde todavía, porque sería una de las primeras cosas justo después de aprender a leer. Me podía la curiosidad de descubrir algo de ese arcano indescifrable al que mi padre dedicaba estudio en casa (menos) y práctica, jugando partidas rápidas con el ansia del que sabe que apenas le quedan “solo” unas decenas de miles por jugar a lo largo de su vida ¡Y ahí sigue!

Como una de esas imágenes que se te quedan durante toda la vida, me acuerdo de cómo relataba una fábula procedente de la enigmática India, en la que se supone que nació el primer juego parecido al ajedrez. Contaba cómo un sultán o marajá muy aficionado al juego,  iba a ver a un gran jugador de ajedrez, al que la ilustración dibujaba con el aspecto de un asceta sentado con las piernas entrelazadas. No recuerdo muy bien si por admiración o por el pago de una apuesta, el caso es que el sultán de marras le pedía al sabio que le dijera qué es lo que deseaba. Éste le respondía que poca cosa, apenas un grano de trigo por la primera casilla, dos por la segunda, cuatro por la tercera…y así hasta 64. Ante semejante fruslería, el jerarca automáticamente decía que sí, para comprobar después de hechos los cálculos, que no había suficiente grano ni en su reino ni sobre la faz de la tierra, para pagar el compromiso.

Estos días hemos sabido a través de un investigador holandés que en el Reino de León se “inventó” el juego del ajedrez durante la Alta Edad Media. Parece que muchos de nuestros monumentos tienen representaciones de un juego llamado “alquerque”, una variante primitiva del moderno ajedrez. Y parece que así se descarta un posible origen del mismo en la vecina Francia.

Así a bote pronto y sin ser un experto, tiene cierta lógica que un juego que en cualquiera de sus variantes, parece que indubitadamente vino de Oriente siguiendo varios caminos (su historia es tan fascinante como la de la misma humanidad), haya pasado primero por la Hispania cristiano-musulmana y en ella, por el más importante reino de la época. Lo de haber inventado el ajedrez…no dejemos que nuestro entusiasmo nos haga parecer como algo menor el ser, nada menos, que la cuna del mismo en Europa.

León “Cuna del Parlamentarismo”, el primer “europeo” (y un guaperas por lo que parece), el santo grial…uno se pregunta si esta falta de perspectivas de futuro tendrá algo que ver con tener tanto pasado. Y es que en esta tierra con un legado histórico que permitiría dar material a Hollywood para todo el siglo, parece que en lugar de aprovecharlo preferimos mirarlo con ensimismamiento. Como ese héroe veterano que vuelve a casa y al no saber adaptarse refugia su melancolía en una botella, mientras recuerda sus hazañas y los más jóvenes lo toman a pitorreo.

Volviendo al ajedrez, esta tierra ha dado jugadores muy notables y siempre ha tenido mucha “vidilla” en el panorama ajedrecístico. Torneos como el Magistral (que desaparecido Linares es el verdadero “clásico” en este país), torneos abiertos de toda índole, la época dorada del club ENDESA de Ponferrada…un puñado de jóvenes que actualmente tienen gran proyección (hasta campeones de España), maestros como Sión, el berciano Corral…ajedrez en los colegios desde hace décadas…grandes jugadores y divulgadores como “Nepo”…

Para mi supuso un hito personal (y casi despedida del ajedrez a cierto nivel) la invitación que me cursaron para jugar con España el Campeonato del Mundo Universitario, que se celebró en la Facultad de Filosofía y Letras de León en 1996. Recuerdo con satisfacción que tras un comienzo desastroso logré finalmente estar entre los primeros cuatro españoles clasificados, los que sumaban la puntuación total del equipo. El sabor amargo fue quedar finalmente subcampeones tras haber comandado la clasificación todo el torneo.
El peso específico de los países en el contexto mundial ha tenido siempre una extraña relación con su peso también en el ajedrez. Así pasamos de la hegemonía de la España de Ruy López de finales del siglo XVI, a la de la Francia de Philidor de principios del XVIII. Del reinado del austro-húngaro Steinitz a principios del XIX, a su derrota frente a la hegemonía prusiana de Lasker a finales del mismo siglo.  Vivimos la Guerra Fría con el enfrentamiento de la Escuela Soviética con el anárquico, genial y desquiciado Fischer. Vivimos el Glasnost con el brutal Kasparov, la emergencia de la India (después de tantos siglos) de la mano de Anand…

Con esto último quiero arrimar el ascua a mi sardina y  pedir que se invierta en ajedrez, porque es muy rentable: es obvio que el desarrollo de los pueblos tiene que con su nivel ajedrecístico… Bien, el silogismo es absurdo, pero no lo es si invertimos los términos: el desarrollo intelectual  de las sociedades, suele ser parejo al de su ajedrez.


Ojalá en no demasiado tiempo León tenga un campeón/a mundial. Y mientras abandonemos un poco nuestra melancolía y añoranza de tiempos gloriosos, nuestro rencor hacia ese mundo que no nos da lo que merecemos y aprovechemos activamente ese pasado como palanca para conquistar el futuro.

martes, 1 de abril de 2014

LOS MONUMENTS MEN




Esta columna la publiqué originalmente en el diario digital Huffington Post, cuyo enlace es el siguiente: http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/los-monuments-men_b_5048331.html?utm_hp_ref=spain 

Continúa todavía en nuestros cines “Monuments Men”, película dirigida por George Clooney, que narra la acción de la brigada creada en 1944 por el mando aliado durante la Segunda Guerra Mundial, encargada de recuperar el arte europeo robado y escondido por los nazis durante la ocupación y devolverlo a sus lugares de origen.

La película es amable de ver y de factura correcta, pero en mi opinión está muy por debajo de la fascinante y sorprendente historia real en la que está basada. Baste ver, si se tiene la ocasión, el documental que realizó National Geographic coincidiendo con el estreno de la película y en el que además participan el propio Clooney y varios actores - ¡qué gran reparto, por cierto! - , que supera ampliamente en emoción y viveza a un filme que al menos a mí me dejó frío.
La brigada de los “monuments men”, formada por unos cientos de personas desperdigadas por toda Europa, recuperó y devolvió millones de piezas a sus países y lugares de origen. Con gran heroísmo desarrollaron una actividad, que no siempre fue bien entendida por quiénes  pensaban en ello como una frivolidad en mitad de una guerra que estaba devastando el mundo y llevándose millones de vidas. Pero efectivamente, este grupo ayudó a recuperar parte de nuestro patrimonio común, de la identidad cultural de Europa, aquello que representa y representaba lo mejor de nosotros mismos.

Sobre lo que probablemente Hollywood no haga una película (ojalá me equivoque) es cómo al mismo tiempo que sucedía lo narrado por Clooney, en Italia los aliados desarrollaban exactamente una labor inversa.

Efectivamente, este mes pasado se cumplieron 60 años desde que se produjera el mayor bombardeo de la historia sobre un único edificio. El 15 de Febrero de 1944 cientos de fortalezas volantes B 17, descargaron 600 toneladas de bombas sobre el monasterio benedictino de Monte Cassino. Así se destruyó una de las joyas más importantes de la historia de la humanidad, esta magnífica abadía del siglo V, decorada con frescos irrepetibles. Y lo que es más grave, el bombardeo acababa con cientos de lugareños que se habían refugiado en el edificio previendo que estaría libre de acción bélica.
No había un soldado alemán en todo el perímetro, ningún reconocimiento había detectado presencia germana en el edificio; estos habían declarado el monasterio zona libre de combate. De hecho los paracaidistas alemanes auxiliaron a los supervivientes y utilizaron el hecho para que el mundo viera cómo los americanos “pretendían a arrasar la cultura europea”. Militarmente el bombardeo solo sirvió para proporcionar una zona elevada y derruida ideal para que, entonces sí, se atrincheraran los alemanes. Las ruinas solo cayeron ante los paracaidistas polacos del general Anders, después de semanas de combates terribles.
El cómo se tomó esta decisión absurda y equivocada desde todos los puntos de vista, es un buen ejemplo de cómo siguen ocurriendo las cosas incluso hoy. La abadía se enclavaba en la llamada “línea Gustav”, perímetro defensivo que los germanos establecieron al sur de Roma.
Tras un primer ataque infructuoso y con muchas bajas, el comandante en jefe del mando aliado del Mediterráneo, el general americano Mark Clark, comenzó a recibir críticas dentro y fuera por su forma de dirigir la guerra. Muchas que le acusaban de ser muy blando con las poblaciones locales y de tener más en cuenta el patrimonio histórico italiano, que las vidas de sus soldados. En ese sentido, el monasterio de Monte Cassino se convirtió en la víctima propiciatoria ideal para ejemplificar esta máxima. Forzosamente este punto debía ser destruido, porque forzosamente los alemanes lo debían de utilizar como parapeto. Daban igual las evidencias, hasta los medios de comunicación americanos (como el New York Times), acusaban a Clark de pusilánime e irresponsable y reclamaban la destrucción del enclave.

Este argumento fue capitalizado por el general neozelandés Freyberg (vapuleado en Grecia y Creta), que desarrolló una auténtica campaña dirigida a bombardear Monte Cassino. Una vez que este bombardeo se produjo, este mismo sujeto afirmó en su delirio, que pudo observar figuras ardientes de alemanes tratando de escapar entre las ruinas.

Hoy en día se asume este hecho como un tremendo error aliado. Es una buena muestra de que el mismo ejército que organizó los “monuments men”, también recogía en su seno verdaderos “anti monuments men” y es importante conocer siempre las dos caras de la misma moneda.
Y también es una buena muestra de lo que la psicosis colectiva, la intoxicación informativa y la cobardía de quiénes se cruzan de brazos, puede llegar a provocar. Una prima donna como el general Clark, perfectamente consciente de lo equivocado de la acción, pero presionado por la obsesión de su imagen pública, pudo pararlo y no lo hizo por cobardía. Esto provocó la pérdida de cientos de vidas y de un patrimonio insustituible.

La historia castigó el ego de Clark cuando prácticamente el mismo día de su gran triunfo, se produjo el Desembarco de Normandía, lo que convirtió su soñada “conquista” de Roma en un hecho secundario.


viernes, 7 de marzo de 2014

LA RENDICIÓN DE GUINDOS





Esta columna la publiqué originalmente en el diario digital Huffington Post, cuyo enlace es el siguiente: http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/la-rendicion-de-guindos_b_4902190.html?utm_hp_ref=spain 



El 5 de Junio de 1625, tras casi un año de asedio, la ciudad holandesa de Breda se rendía a los tercios españoles de Flandes. El acontecimiento resultaba una victoria decisiva de la corona española en el transcurso de la Guerra de los Treinta Años, frente a los defensores holandeses y  a una fuerza combinada de rescate integrada por ingleses y daneses.

Unos diez años más tarde, Diego de Velázquez inmortalizaba el hito en su célebre cuadro de “Las Lanzas”, o “La Rendición de Breda”, a mayor gloria de la monarquía hispánica. En la obra maestra se aprecia en el centro del cuadro la simbólica entrega de las llaves de la ciudad de sitiados a sitiadores. El defensor de la plaza se inclina en gesto de sumisión ante el general español Ambrosio Spínola (uno de los últimos grandes generales de la época de los Austrias), quien en ademán caballeroso trata de alzar a Justino de Nassau, mientras toda la benevolencia y piedad  hispana se reflejan en su cara. Y es que la guerra es un arte de caballeros aseados y de ropaje impecable, un ejercicio que se termina con un “aquí no ha pasado nada”, entre iguales. No hay nada en la obra que refleje el martirio de la soldadesca y la población sitiada, un asedio de once meses de hambre, humedad, viento, frío. No hay una referencia a los muertos, a los miles de mutilados, o a la podredumbre de las trincheras (no, no fueron un invento de la Gran Guerra).

El pasado lunes, ya en el año 2014, se inauguró en Bilbao un Foro Económico organizado por el Gobierno de España, en una nueva maniobra de propaganda sobre lo bien que van las cosas; propaganda para los de dentro, por supuesto, fuera no les compra ya nadie nada. Al citado evento asistió la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagar…de, quien en un ejercicio de originalidad, pidió again que se endureciera la reforma laboral en España. Por lo visto, no es suficiente que se hayan reducido los salarios un 10% desde la aprobación de la última reforma del Partido Popular, que millones de trabajadores se hayan quedado sin convenio, o que ahora los salarios de tramitación se llamen así porque es mejor que “te ahorres el trámite”. No parece suficiente prueba de que las cosas solo han empeorado, -menos para los grandes accionistas- el que además se hayan perdido un millón de puestos de trabajo, que la propia directora afirmara (jarro de agua fría al Gobierno de los sobres) que las cosas siguen sin ir bien. No, Doña Christine quiere más; acabará reclamando un primogénito.

Esa misma mañana nuestro Ministro de Economía recibía a la señora Lagar…de en la propia ciudad de Bilbao. Allí mismo, en un gesto de plasticidad cortesana inigualable, nuestro canciller económico emulaba la obra maestra del pintor sevillano. En un gesto de sumisión genuflexo, Luis de Guindos pareciera rendir la ciudad ante la directora del FMI. Ésta, benevolente, dedicaba a nuestro ministro su mejor sonrisa, mientras alargaba su brazo para que galantemente besara su mano. Eso sí, con los papeles cambiados: hoy es la centroeuropea la que recibe la sumisión española. Todo ello, con la presencia de su majestad hispánica al fondo del cuadro (muy pictórico aspecto), por si hacía falta más ambientación.

Efectivamente, España está rendida a la Troika, pero sin perder la caballerosidad y el porte, sin perder la sonrisa y la complicidad entre quiénes son de la misma condición; aquí no ha pasado nada, se trata de un arte entre caballeros y damas (estamos en el siglo XXI) aseados y con trajes impecables. Todos y todas, sin duda, “hijos de la buena estirpe”.

En la foto, no se ven los 6 millones de parados, ni el 12% de trabajadores que viven en el umbral de la pobreza, ni los millones de personas que no pueden poner la calefacción en Invierno, ni los cientos de miles que han tenido que emigrar, ni los crónicos que apenas pueden pagar sus medicamentos, ni las personas desahuciadas… No, todo eso no se aprecia, ni parece que el ministro haya tenido eso en cuenta a la hora de medir siquiera sus gestos. La rendición de Guindos es una humillación para toda esa gente que está sufriendo hoy en nuestro país, en gran medida por las recetas del FMI.

Breda, y posteriormente Nördlingen en 1634, fueron el canto del cisne del poderío español en Centro Europa. Luego vendría Rocroi, en 1643, y posteriormente la paz de Westfalia, en 1648. A partir de este momento, la supremacía europea pertenecería a la Francia del Rey Sol.


Ojalá la foto de este lunes en Bilbao sea la antesala del canto del cisne de la Troika y de la Europa del sadismo económico-social. Que a partir del 25 de mayo, después de las elecciones europeas, se pueda conformar una mayoría socialdemócrata en Europa que reconstruya lo destruido y cree un nuevo modelo de bienestar para la ciudadanía europea del siglo XXI.

martes, 25 de febrero de 2014

MASACRE



Ésta es la palabra que mejor puede resumir el debate Rubalcaba - Rajoy, enmarcado en el Debate Sobre el Estado de la Nación.

Masacre es la que ha perpetrado este Gobierno contra el Estado de Bienestar : la sanidad y educación públicas, las becas, las pensiones, la dependencia...

Masacre contra los derechos de los/as trabajadores.  Una Reforma Laboral que ha producido 1 millón más de desempleados, más de 500.000 afiliaciones menos a la Seguridad Social, 10% de bajada media de los salarios, millones de personas menos sin convenio colectivo, destrucción de empleo indefinido... También este Diciembre realizaban una tremenda subida de impuestos con nocturnidad y alevosía contra los/as autónomos/as

Mientras, hay que escuchar a un PP que promete en víspera electoral una bajada impositiva, después de haber hecho más de 50 subidas diferentes de impuestos; impuestos que recaen fundamentalmente sobre las rentas del trabajo y que se olvidan de las grandes fortunas. La pobreza es hoy en España un problema gigantesco.

Masacre en la gestión de la energía: Una panoplia de decretos-ley, reales decretos y de leyes, algunos de ellos contradictorios entre sí, que han provocado inseguridad jurídica y hasta retroactividad ¿Resultado? subida brutal del precio de la electricidad a consumidores domésticos y empresas, apuesta por la nuclear, apuesta por el fracking, por prospecciones petrolíferas en las costas que componen nuestros motores turísticos, ataque a nuestro sector renovable, desmantelamiento de la industria del carbón ( única fuente autóctona fósil de nuestro país)...

Masacre, digan lo que digan, sobre unas cuentas públicas que hoy acumulan una deuda de 225.000 millones de € adicionales en tan solo 2 años.

Masacre argumental, la que le ha propinado el jefe de la Oposición al del Gobierno hoy. Se vio sobre el atril a un presidente con un discurso inicial que, por lo triunfal, no se lo hubieran comprado ni a un canciller en Alemania en estos días. A un presidente que comenzó a encajar bofetadas de realidad tras la primera frase de Rubalcaba a modo de pregunta. "¿Sr. Rajoy, en qué país vive usted?"

A partir de ahí, vimos a Mariano ido, aferrado a sus papeles y recurriendo al poco a su táctica de emergencia: hacer oposición al Gobierno de Zapatero. Lo que ocurre es que si el año pasado eso ya no colaba, a estas alturas es directamente un insulto a la inteligencia. Observamos la involución de un boxeador sonado, tratando de abrazarse al líder del PSOE y suplicando que sonara la campana.

Enfrente hoy se ha visto al mejor Rubalcaba que se recuerda, pegando como el gran púgil que es y aparentemente sin el peso del tiempo sobre los hombros. La fotografía de España y Europa que dibujó es tan real, las propuestas que alternativamente planteaba sonaban tan cabales, que un Rajoy desesperado le reclamaba al final que "le dijera qué hay que hacer". Desde el "no hay un único camino, se puede elegir: entre empresarios y trabajadores, pensionistas y farmacéuticas, sanidad pública o privada, educación pública o privada, entre los derechos de las mujeres y la conferencia episcopal...ustedes apoyan siempre al más fuerte porque son la derecha", Rubalcaba fue dibujando la senda de lo que debe ser una alternativa de progreso en el futuro.

La puntilla vino al final, cuando Rubalcaba citó un escrito de Rajoy cuando ya era diputado, en el que hablaba de premiar a "los hijos de buena estirpe", un ensayo clasista con referencias a Mendel, que sonaba a terrorífica eugenesia social...y que dibujaba perfectamente quién es Mariano Rajoy y para quién y por qué gobierna.

Masacre, para terminar, es lo que tristemente seguirá intentando hacer el PP durante estos 2 años vía Boletín Oficial del Estado. Toca una travesía dura...

Y una esperanza para el futuro: cuando el PSOE gobierne, repondremos cada uno de los derechos que el PP ha recortado durante estos años. La Contrarreforma será efímera




LOS LEGENDARIOS TRABAJOS DE HERCULES - RAJOY. YA NO HAY DÉFICIT TARIFARIO EN ESPAÑA




Reproduzco aquí la columna que publiqué en el diario digital Huffington Post (que podéis ver en este enlace: http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/los-legendarios-trabajos-_b_4830199.html )




El León de Nemea, el Toro de Creta, el robo de los Bueyes de Gerión… las proezas que forjaron un mito que ha sobrevivido hasta nuestros días, se han tornado en simples bagatelas. Los legendarios 12 Trabajos de Hércules palidecieron en la pasada tarde del 18 de Febrero, en la sesión de control del Senado de España.

Allí, un Presidente del Gobierno transido de experiencia mística y prácticamente levitando sobre el suelo, exigía al portavoz del Grupo Socialista “respeto por su trabajo y por sus logros”, desarrollando a continuación su impresionante hoja de servicios. Y lo hacía con vocación de trascendencia, como quién es consciente de que está provocando un cambio de era con su simple acción.

“Nadie daba un duro por nosotros”, sentenció al inicio de su intervención para introducir el asunto y añadió, a reglón seguido, que nuestro país no estaba saliendo de la crisis, sino que había salido ya con impresionantes cifras en 2013… Fuentes menos fiables que Don Mariano, como el INE, dicen que nuestro PIB cayó un 1´2 %.

“Nuestro país estaba al borde del rescate y lo evitamos…”, teniendo presente, sin duda, el que los 35.000 millones de euros del maliciosamente denominado “rescate bancario”, no eran sino un “CRÉDITO EN CONDICIONES  VENTAJOSAS” (Rajoy dixit).

“Hemos conseguido sanear el sector bancario y que fluya el crédito…”, ahora solo hace falta saber hacia dónde está fluyendo; cuando lo averigüemos, quizá consigamos que llegue a los/as españoles.

“Superando las dificultades hemos conseguido subir las pensiones…”, es posible que el presidente estuviera hablando en términos físicos, porque la reforma popular de las pensiones ya ha hecho perder poder adquisitivo a los/as pensionistas este mismo año (hasta 33.000 millones de “ahorro” en pago de pensiones hasta 2020, según la previsión que ha enviado el Gobierno a las autoridades europeas).

“Ya este año hemos conseguido que haya más inscritos en la Seguridad Social que el año pasado…”, esto suscitó mucho entusiasmo en la bancada popular, sin duda ayudando a generar un clima de confianza muy necesario; lástima que el Portavoz del PSOE  tuviera que actuar de pájaro de mal agüero y recordarle que ese cálculo era “incierto”, que hay varios miles de afiliaciones menos (casi 600.000 menos desde que el PP está en el Gobierno). No hablemos del millón de personas que se han sumado al desempleo en este tiempo.

Pero con todo, hay una proeza que supera a todas las demás. Allí mismo, en sede parlamentaria, el Presidente Rajoy afirmó que “hemos solucionado el problema del déficit tarifario”. Así, sin más, de un día para otro. ¡ Qué digo un día,  30.000 millones de euros acumulados por el déficit de tarifa eléctrica, liquidados en cuestión de horas!
Volviendo al héroe clásico, únicamente la limpieza de Los Establos de Augías en tan solo un día, es una hazaña comparable… Por cierto, ¿cuántos años tardaría Hércules en limpiar las “cloacas” del PP?

Confieso que, pese a mi militancia socialista, no pude evitar contagiarme del entusiasmo que transmitía el Presidente; tal es así que ese mismo día, no me resistí a comunicarle la buena nueva al Ministro de Industria, al que me tocaba interrogar más tarde, en esa misma sesión de control.

No sé si sería por desconocimiento y contumacia del ministro pero, lo cierto, es que Soria reconoció un déficit de 3.600 millones de euros, solo en el ejercicio 2013 (unas horas antes, según él mismo, eran 4.000, 400 millones desparecieron también por pura taumaturgia). Tampoco es que la diferencia sea muy importante: de 0 a 4.000 millones, casi un 1% del PIB de nada…

Cierto es que fue la única información que extraje en limpio del Ministro “Calamity” Soria esa tarde,  en la que no sabía, no contestaba, mientras cientos de familias mineras de León, Asturias, Aragón, El Bierzo, están sin trabajo y miles de ellas al borde de la catástrofe por su gestión mientras él mira para otro lado.

Volviendo a nuestro nunca bien ponderado Presidente, las analogías con Grecia ya son muy evidentes, no solo con nuestra evolución socioeconómica. Él mismo se ha transmutado en una especie de semidiós helénico, capaz incluso de liberarse de la tiranía de los hechos fácticos, para trasladar la realidad de nuestro país a un salvífico oasis ideal (muy platónico nos ha salido el Registrador).

Cuando los buhoneros iban por los pueblos con el carromato, intentando colocar crecepelos y filtros de amor, al menos se lo curraban un poco más…


domingo, 16 de febrero de 2014

CATALUÑA ES MADRID

CATALUÑA ES MADRID

O Madrid es Cataluña, como se prefiera. Escribiendo desde un pequeño pueblo del Bierzo, las dos aparecen como dos portaviones económico-políticos luchando por la supremacía, como dos superidentidades cuya relación se explica bien en la tectónica de placas: un constante “derby político” entre Cataluña y Madrid, transmutado éste en corporeización del estado español, cuyos continuos choques provocan terremotos en toda la península.
Lo que se escucha desde aquí es a una Cataluña que confunde con Madrid a una España plural, compleja, diversa. El resto no existimos, somos en el mejor de los casos una especie de periferia de Madrid, con la que compartimos atributos y destino. Pero este error no es exclusivo en modo alguno, no hace falta pasar mucho tiempo en la capital de España para darse cuenta de la madrileñización del sentir y respirar de todo un país; España es lo que Madrid dice que es, los intereses de España son los que se detectan en Madrid, los debates políticos y el foco de la actualidad es el que se dicta desde Madrid…las referencias que se cuelan de “las provincias” suelen ser algún tipo de exotismo cultural, un suceso luctuoso, noticias sobre el terrorismo en Euskadi, o alguna elección autonómica individualizada en su celebración, enfocada siempre ésta en función de la trascendencia de la misma en el aparato central de éste u otro partido. Muchas veces, visto esto, uno se pregunta qué hubiera sido de la España de “segunda división” de no haber existido las Comunidades Autónomas y su reparto territorial de poder político.
Dicho lo cual, siempre he simpatizado más con el “bloque catalán”, aunque solo fuera por ese plus de aroma europeo, esa sensación de sociedad que va un paso por delante, ese contrapeso progresista y abierto frente a un Madrid, que se ha ido tornando cada vez en más conservador, aunque solo sea en lo político… y por qué no reconocerlo, tantos años después de educación racionalista, se me humedecieron los ojos cuando visité el Camp Nou por primera vez.
Con todo, me está costando mucho empatizar con el proceso independentista catalán y lo he intentado. No tengo ningún prejuicio que me haga insoportable un debate sobre la integridad territorial del Estado. Antes bien, espero que superado este bache bancocentralista, Europa continúe siendo un proceso de integración ilusionante en el que se subsuman los viejos estados-nación, España incluida.
No empatizo, en primer lugar por el tiempo: el independentismo catalán, de ser marginal hace muy pocos años, se ha convertido en mayoritario (al menos eso dicen las encuestas) curiosamente coincidiendo con la mayor crisis económica que haya sufrido el Estado desde 1929. Obviamente hay razones políticas más allá del debate económico, muchas relacionadas con los  “separadores profesionales” que vomitan odio en las hojas y en las ondas (no importa cuál sea el idioma utilizado para hacerlo), pero omnipresente aparece al final el argumento sobre la discriminación económica.


Teniendo opinión sobre éste último, me conformaré con decir que no parece que el contencioso sobre desequilibrios fiscales sea irresoluble dentro del Estado…y que la coincidencia en el tiempo con un Gobierno Central de estas características, no puede provocar una ruptura estructural sin vuelta atrás en un tiempo record. O que hay cosas que no tienen que ver con que en las arcas se tenga un euro (o mil millones) más: en Andalucía, con muchos menos recursos disponibles, a los/as ciudadanos/as se les siguen garantizando prestaciones públicas que en Cataluña han desaparecido.
No creo tampoco que sea mensurable económicamente la infinita pobreza que la huida catalana produciría allí y en el resto de España. Odio la idea de realidades estatales de una bandera, una identidad, un idioma, una etnia…me resisto a pensar que en el siglo XXI, en el corazón de Europa, seamos incapaces de convivir en un mismo cuerpo político sin despellejarnos entre las tribus. Una España federal, en una Europa también cada vez más federal, puede ser, tiene que ser un buen marco de convivencia.
Me da repelús asimismo, la extraña unanimidad en este debate de los medios de comunicación catalanes, solo igualada por la facilidad con la que se adivinan los titulares del día siguiente de muchos periódicos editados en Madrid. No parece pues que un debate crucial para los  47 millones de habitantes del Estado, se esté produciendo en las condiciones de serenidad y pluralidad de puntos de vista necesarios. Esta dialéctica de guerra ni siquiera cuenta con la brillantez de las crónicas de un Ilia Eremburg o un Vasily Grossman (muy fan).
Porque es verdad que un movimiento independizador mayoritario, sostenido en el tiempo, después de un debate profundo, probablemente fuera imparable. Pero antes, después de tantos siglos, juntos démonos un tiempo, tengamos un intercambio de puntos de vista, una maduración en el establecimiento de las certezas. Aunque solo sea para que al final podamos decir, como el genial Ian Martin: “llevadnos con vosotros”.
(http://www.theguardian.com/commentisfree/2013/dec/01/scotland-vote-yes-scottish-independence)


domingo, 26 de enero de 2014

QUE GALLARDÓN QUEME UNA BRUJA



Reproduzco aquí el escrito que me publicó el Huffington Post, en este enlace:

http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/y-que-gallardon-queme-una_b_4658110.html?utm_hp_ref=spain

Y añado un pequeño regalo al final.


No es que la ministrería popular sea meapilas. O que, a parte de la destrucción sistemática del Estado de Bienestar, no sepan detrás de lo que andan y acudan a la oración en su desesperación. No, lo que estamos es ante un Consejo de Ministros vintage: toman métodos clásicos de gobierno y los transportan directamente al siglo XXI; métodos clásicos, concretamente del Medievo. 

¿Quién no conoce una historia de cómo nuestros antepasados después de sufrir una prolongada sequía, veían recobrada la lluvia tras una advocación al santísimo de turno? ¿O cómo nuestro piadosísimo monarca, superado por las mesnadas mahometanas, acababa ganando la jornada tras una oración de emergencia al apóstol Santiago?  Puede que no fueran métodos con raíz científica, pero ciertamente funcionaban, a juzgar por las crónicas. 

¿Entonces por qué tanta extrañeza ante un Gobierno que recurre a fórmulas de éxito para solucionar los graves problemas por los que atraviesa nuestro país? Cierto es que el método Báñez, encomendándose a la Virgen del Rocío, no parece que haya funcionado demasiado, pero todos sabemos que fuera de nuestras fronteras tampoco es que pinte mucho en el contexto divino.

Ahora podemos estar mucho más tranquilos, nuestro Ministro de Interior ha recurrido a Santa Teresa como "intercesora" para España "en estos tiempos recios", añadiendo que "pinta mucho ahí arriba"...eso es lo que necesitamos, alguien con peso en el panteón celestial, una primera división que ayude a nuestro querido Gobierno a encontrar el recto sendero.

Porque visto lo visto tampoco podemos descartar que el maligno esté detrás de todo ¿Cómo si no se explica que tras una magnífica reforma laboral para precarizar el mercado de trabajo, se haya destruido más empleo y el que resta se haya… precarizado? ¿O que el tradicional amigo americano se atreva ahora a afearnos nuestra cifra de desempleo, estropeando el tour triunfal de nuestro presidente? ¿O que hasta el empresariado español, contra toda ley natural, clame contra el PP? ¿O que haya salido a la luz en el ordenado Burgos un misterioso grupo de violentos itinerantes, con el don de la ubicuidad? ¿O peor aún, que la abrumadora mayoría de la menesterosa grey española esté en contra de la (medieval también) reforma del aborto gallardoniana?

Para atajar la ofensiva del príncipe de las tinieblas, ahora que nos hallamos en plena reforma del Código Penal y plenamente en el espíritu que la alimenta, propongo que Gallardón recupere otro clásico: la quema de la bruja. A toda aquella mujer que veamos con trazas (participe en manifestaciones, lea un libro...), que se le aplique la prueba del ganso de "Los Caballeros de la Mesa Cuadrada" y si pesa lo mismo que el ánade, a la hoguera. Porque si de agentes de Satán estamos hablando, está claro que adoptarán la forma de mujer, fuente de toda tentación y pecado.

A la hoguera, sin miramientos. Así aprenderán a no poner palos en la rueda de la recuperación


sábado, 4 de enero de 2014

CALAMITY SORIA 2014



Mi primer post de este año se lo tengo que dedicar al pistolero más inútil y dañino del Oeste. Él es Calamity Soria, el ministro de Industria (?) y Turismo del Gobierno del PP. El mandato ciudadano y el dedo del gobernator Rajoy le pusieron una estrella de sheriff  para que defendiera al pueblo frente a los cuatreros.

En principio el porte del nuevo sheriff parecía presagiar que la ley había llegado a la ciudad. Parecía tener mando en plaza y parecía también ejercerlo. Con ese porte de galán de Hollywood algo pasado de moda, lanzaba mensajes a unos y a otros con toda la petulancia de la que se puede ser capaz.

Pues bien, cuando tocó ejercer de verdad esa autoridad comprobamos que Calamity solo disparaba en una dirección: a los/as ciudadanos/as.

Efectivamente, el ministro era un matoncillo de segunda división, de esos que en clase eran víctima de los matones de verdad y mezquinamente descargaban su frustración con los más débiles. Comenzó su mandato atacando a las cuencas mineras y sus familias, los que menos medios tenían para defenderse, y sin embargo rápidamente se puso al servicio del lobby nuclear; no hay dinero para sostener nuestro carbón, pero sí para regalar 150 millones de € a la obsoleta central nuclear de Garoña.

Hace bien poco lo pudimos volver a ver con ocasión de la tramitación de la nefasta ley sobre el mercado eléctrico que aprobó el Gobierno en 2013. Soria, ufano, anunció que iba a atajar el déficit de tarifa mediante la inyección vía Presupuestos de 3.600 millones de €. Orgulloso (como él solo sabe), iba a presentar la ley en el Senado. Bien, una simple llamada de Montoro días antes y al Senado ni vinieron los millones, ni vino el ministro ¿Alguien recuerda alguna explicación, resistencia o declaración de nuestro sheriff particular?

Fuerte con los débiles, débil con los poderosos.

Y para una vez que aprieta el gatillo con las eléctricas, es para mentir y hacer el ridículo:

http://economia.elpais.com/economia/2014/01/02/actualidad/1388702508_333564.html

Calamity Soria es el peor pistolero de la ciudad, cada vez que dispara nos da a nosotros.

Estas últimas semanas han sido terribles por aquí, por el Oeste (y también por Teruel). Se han evidenciado muchas de las trampas que contenía el Plan del Carbón aprobado en 2013. Sí, ese Plan que "salvaba la minería" (la cantidad de veces que la han salvado estos meses) y sobre el que expresé mi opinión en este mismo blog en Octubre de 2013 aquí:

http://www.ibancreacion.blogspot.com.es/2013/10/mi-opinion-sobre-el-plan-del-carbon-y.html

Parece que lamentablemente no me alejaba mucho de lo que ha ido ocurriendo.

La Junta de Castilla y León, el propio Gobierno Central , han ido ganando tiempo con promesas de rectificación aquí y allá, lo que por otra parte es lo que vienen haciendo desde 2011. De lo que nos dijeron últimamente sobre las empresas concursadas o en liquidación, hemos entrado en Enero y no hay noticia:

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/industria-debera-rectificar-boe-reparto-definitivo-cupos-carbon_855623.html

No os preocupéis, que en lo que queda de año el PP "salvará la minería" otras 6 ó 7 veces

También estos días hemos sabido lo terrible que es la vida como parlamentari@ del PP:

http://www.infobierzo.com/con-el-conflicto-minero-llegaron-a-poner-carteles-en-mi-casa-haciendo-referencia-tambien-a-mi-familia/70373/

No apruebo amenazas de esta clase, pero tampoco creo que haya que hacer ostentación de ello, en un momento en el que cientos de familias lo están pasando realmente mal.

Hoy 4 de Enero, víspera de Reyes, mi deseo para los monarcas de Oriente es que aquí, en el Oeste, tengamos un nuevo sheriff. Uno que de verdad se enfrente a los cuatreros y defienda a la gente. No hace falta que sea ni muy chuleta, ni muy guapo. Basta con que sea buen político.

Y otro deseo coincidiendo con la campaña en twitter de" #lesllevaremoscarbon" : Ojalá les llevemos regularmente nuestro carbón a quiénes trabajan en las térmicas, que es donde  de verdad tiene que ir.