Google+ Followers

jueves, 24 de diciembre de 2015

CALUROSA NAVIDAD



Aquel tipo lo estaba pasando fatal. Embutido en ese abultado traje rojo, los pequeños espacios que se le adivinaban entre el gorro y la barba postiza estaban perlados de sudor. No obstante aquel Papá Noel seguía desempeñando su cometido con profesionalidad. Ni puso mala cara cuando el grupo de surfistas se quiso hacer una foto con él, en medio de gran cachondeo a la entrada del centro comercial.

Pero tampoco dejemos de reconocer que eran unas navidades más frescas que los últimos años. El termómetro apenas llegaba a los 30 grados al mediodía y luego iba refrescando. Llegada la noche ya se iba agradeciendo echarse una sábana a la hora de dormir. Lo peor, eso sí, siempre es la humedad. Es lo que tiene vivir al norte de la meseta, primera línea de playa.

Tampoco todo lo que nos trajo el cambio climático es tan malo en verdad: poder pegarse un baño por las mañanas a pocos metros de casa, esos cocos tan excelentes que disfrutamos y exportamos... Cierto es que nuestro vino no es el que era, ¡pero qué dátiles producimos, qué maravilla nuestra agua de chumbera! Por no decir lo que hemos mejorado en nuestros niveles de colesterol, o lo mucho que ha agradecido nuestro colon la ausencia de ahumado en la dieta. Y es que no hay quien cure embutido con esta temperatura.

En fin, que camino de la pescadería me hallaba, como siempre a última hora, para adquirir el principal de la cena de Nochebuena. Tampoco es que pensara que iba a faltar género, contando como lo hacemos con una maravillosa flota pesquera. Y efectivamente no me equivoqué: aquella anchoa era mía. Por las nubes se había puesto, la escasez es lo que tiene, pero la población se iba recuperando merced al tropecientos convenio internacional para la protección del medio marino. Es cierto que los anteriores no había salido del todo bien -sentí especialmente la desaparición de los calamares-, pero nuestro gobierno nos decía que esta vez sí, que ahora era la buena.

Me entretuve en darme una vuelta por el centro comercial. En la zona de las televisiones tenían sintonizado y a todo volumen "Te achicharro vivo". Es el programa de más molón del canal más visto, la clave de su éxito. Fruto de ello, el programa cada vez tiene más espacio en su parrilla, van ya por las 10 horas de emisión diarios. Me quedé un poco a ver y escuchar. Analizaban el resultado de las últimas elecciones, que habían ganado los de siempre. Los laboristas habían vuelto a quedar segundos, muy lastrados por el mordisco que les había pegado el Partido de la Voluntad. La propuesta de estos últimos en cuanto a bajar el nivel de los mares al de hace cien años, les había reportado gran éxito frente a los aguafiestas de los laboristas, que decían que era físicamente imposible. De hecho en la tele afirmaban que el recuento había sido ese, pero que tenían un sondeo hecho 5 minutos después, que daba ventaja a los de la Voluntad y en el que los laboristas desaparecían; por ello, en ese mismo instante el líder "voluntarista" exigía la presidencia del gobierno. Con los laboristas ni agua, decía, que no habían visto llegar la crisis hace ciento y pico años y no tenían legitimidad.

En fin, lo de siempre. Tampoco podía quedarme mucho más a ver nada porque tenía que reincorporarme a mi trabajo de diez minutos de hoy y antes tenía que dejar la anchoa en casa. Las cosas iban francamente bien desde la última reforma laboral, de hecho mis jefes me habían dicho que si la prima de riesgo seguía bien, estaban dispuesto a ampliarme el contrato otros 10 minutos...en B, por supuesto. Lo cierto es que estaría muy bien, quizá así pudiera hacerme un buen seguro que me permitiera ir al médico de cabecera una vez al año.

Me iba a marchar cuando cambió la imagen. Ahí estaba, 120 años al frente del gobierno y hecho un chaval, transmitiendo confianza y otra vez ganador. Quizá en las próximas se puedan poner de acuerdo los 250 partidos de la oposición y a lo mejor hay cambio.



¡Lo bueno del cuento es que es ficción, exclusivamente ficción!

¡Felices Fiestas y Próspero Año Nuevo!

Ibán García del Blanco





jueves, 5 de noviembre de 2015

LA COHERENCIA Y EL JEMAD MORADO




                                         Foto de elconfidencial.com
                                     

Últimamente, cualquier cosa que se sustancie en clave política en un país gobernado durante 4 años por el PP, se interpreta siempre en función de cómo le afecta al PSOE. De un tiempo a esta parte cada nueva encuesta, cada novedad en las listas (del partido que sea), cada reflexión sectorial...parece que solo tiene valor en función de si es bueno o malo para el PSOE; también es cierto que otra constante es que cualquier cosa que ocurra indubitadamente suele ser interpretada de forma negativa para el socialismo español.

Para mí es evidente que hay una estrategia alentada en este sentido. Me explico: El PSOE es la única fuerza, sociológicamente hablando, alternativa mayoritaria a un PP muy debilitado.

Es el único partido con una base electoral grande, sólida y que aún cuando no concite entusiasmo en algunas capas, al menos no genera rechazo; eso puede atraer apoyos complementarios en clave "voto útil" y así poner en peligro una victoria popular. Luego parece evidente que en el PP habría interés en debilitar los más posible al PSOE, aún a costa de reforzar las opciones de Ciudadanos y ceder algo de su propia "tarta electoral". Todo esto ante la evidencia también de que con una victoria por pírrica que ésta sea, combinada con un Rivera fuerte pero que ni en sueños podrá superar al PP, nadie le arrebataría a Rajoy (o a quien le sustituya en la operación) un nuevo mandato.

Obviamente en lo que se refiere a Podemos el análisis se agudiza. En la creencia de que PSOE y Podemos beben de la misma fuente, y que este último por mucho que avance en 6 semanas no será ni siquiera segunda fuerza, parece también obvio que a la derecha le interesa "morder" lo más posible al PSOE.

Ha sido la prensa conservadora la que más ha valorado el "fichaje" de Julio Rodríguez para las listas de Podemos. El anuncio del JEMAD del ejército durante el último Gobierno Zapatero, ha sido interpretado en clave pugilística por muchos de sus medios de comunicación: golpe al PSOE, PSOE noqueado...

Estimo que esta incorporación será imparcial en términos electorales. En un mundo vertiginoso, cuestiones como estas apenas son salvas que se consumen en el mismo acto. La enésima encuesta, el siguiente fichaje, amortizarán cualquier efecto. No obstante no me resisto a valorar el anuncio desde la perspectiva de la coherencia política. Hay algunas claves que sinceramente me parecen insostenibles.

Me resulta llamativo por qué nadie señala que el 15 M y posteriormente la capitalización política del mismo por Podemos, se sustentó precisamente en la acción del último gobierno Zapatero, combinada con una crítica general a todo el tránsito desde 1978. En ese sentido se entiende mal que quién ha participado notablemente de ese proyecto -y nada menos que en la cartera de Defensa y al frente del ejército, una de las grandes némesis retóricas de Podemos- se sume precisamente a esa gran  enmienda a la totalidad, entre la que obviamente está su gestión. Discrepo en que la crítica o el desencanto que se pueda tener con el PSOE tenga que ver con el presente o aún con la expectativa del futuro, ésta se sustentó y se sustenta en una reacción contra el pasado.

Las declaraciones de los morados en estos meses han sido inclementes con la política de Defensa: pertenencia a la OTAN, acción en misiones en el exterior, industria armamentística, gestión de recursos humanos... La incongruencia es supina y solo rivaliza en eso con la velocidad de vértigo con la que Podemos ha modificado su planteamiento anti OTAN ( ¿ volvería a cantar  Iglesias "Cuervo Ingenuo" con Khrae?). También es cierto que no es el único tema el que el giro ideológico  ha sido copernicano.

Tengo una excelente opinión de la labor de Julio Rodríguez al frente del JEMAD, aún con cosas que evidentemente se pudieron hacer mejor. De hecho creo que su fichaje es una autoenmienda de Iglesias en sus críticas descarnadas al PSOE, por mucho que no lo explicite. Al final, en su viaje al centro, con cada  gesto que realiza evidencia su "complejo de Iznogud el infame" (eso de querer "ser califa en lugar del califa").

También entiendo que las cuestiones de coherencia racional, en un movimiento emocional puro como es Podemos, es algo secundario observado maquiavelicamente. Una parte de su electorado se desenganchó del PSOE emocionalmente en el pasado y solo lo hará de Podemos también de forma emocional. Es un comportamiento "believer" con la misma raíz que el "yo soy la verdad y la luz", esto es, lo importante en esto son los líderes que nos redimirán y para eso vale todo, porque todo lo demás está podrido. Pero ojo, porque quizá otra parte importante de su potencial electorado sí analiza y está harta de incoherencias. ¿Se entendería como un "gran gol" que se incorporara a la propia Carme Chacón, o que Rubalcaba pidiera el voto para Podemos? Seguro que sí, pero desde el punto de vista racional sería insostenible.

Dicho lo cual, pese a las chorradas que le escuchaba hoy a Margallo, Julio Rodríguez tiene todo el derecho del mundo a participar en política y a aportar en la forma que estime oportuna.

Y de la misma forma nosotros tenemos todo el derecho del mundo a criticar la incoherencia de la operación.


PD.- Justo después de publicar este post se conocía el sondeo del CIS que confirma el acientifismo de los datos "bombardeados" durante estos días. Efectivamente -cocina mediante sí, pero con la ficha técnica y las cifras sobre voto directo+simpatía a disposición de quien lo quiera ver- el PP encabeza los sondeos, con el PSOE como única alternativa, Ciudadanos creciendo pero a mucha distancia açun y un Podemos en apenas un 10%.

PD 2.- Hoy mismo el Gobierno, confirmando mi tesis, le "regala" a Podemos un agravio para el debate público con la absurda sanción impuesta al ex-JEMAD.

lunes, 28 de septiembre de 2015

LA VIDA NO SIGUE IGUAL (AUNQUE LO PAREZCA)



No sé si huelga el enésimo análisis sobre las Elecciones en Cataluña, pero no me resisto a aportar mi visión sobre aspectos no tan trillados. He leído/escuchado varias opiniones sobre que estamos igual que el día anterior a las elecciones y no estoy de acuerdo, al menos no del todo; ni en lo que respecta a Cataluña, ni en lo que se refiere a sus implicaciones en todo el Estado. Trataré de hacer alguna reflexión, no necesariamente ordenada por su importancia.


  • Es verdad que hemos constatado en que en Cataluña la sociedad está fracturada prácticamente al 50%, pero no es menos cierto que ya lo sabíamos. Ayer lo que se constata definitivamente es que ni inmovilismo, ni independentismo, tienen la fuerza suficiente para desbloquear un statu quo que amenaza con pudrirse definitivamente. Junts pel Sí no consigue  ganar esa suerte de plebiscito bizarro que plantearon, y el resto de fuerzas -en Cataluña y en España- se equivocarían profundamente si creen que el problema está resuelto.

  • Ayer quienes ganaron, sobre todo a medio plazo, son las fuerzas reformistas, que son las únicas que podrán dar salida a esta situación tendiendo puentes entre las dos orillas. En este sentido la alternativa federal que encarna el PSC y el PSOE irá cobrando fuerza cada día que pase. Otra buena noticia para el PSC es que ha aguantado el tirón mucho mejor de lo que les auguraban (prácticamente manteniendo su electorado de las últimas elecciones) y ha resuelto de un plumazo su problema de liderazgo, con un Iceta que baila muy consolidado.

  • Estas elecciones son la tumba política de Artur Mas, que comenzó maniobrando para su propia supervivencia política, removiendo irresponsablemente el fango de la identidad, y que ha acabado con la cara pintada a lo Willliam Wallace catalán. Quién lo ha visto, un señor bien frecuentando excomunistas, antisistema, ecologistas y demás improbables invitados de una casa de alta burguesía catalana. Es altamente improbable que renueve la presidencia, habida cuenta de su dependencia de la CUP, quienes ya le han negado el pan y la sal. Por el camino se ha llevado por delante el centro-derecha nacionalista catalán, ya veremos cómo se reasienta ese voto tras la eventual normalización de la situación política
  • Ciudadanos se confirma como la alternativa aseada de la derecha. Es cierto que Cataluña es el feudo principal de los de Rivera, pero no es menos cierto que el resultado es aún mejor de lo esperado para Ciudadanos, en unas elecciones en las que consiguieron simbolizar el polo opuesto de Juns pel Sí. Así se consolidan como una fuerza importante, que puede disputarle al PP mucho espacio en las próximas generales. No creo, eso sí, que el "préstamo" que parece haberse producido de electores que solo suelen votar en las Generales y lo suelen hacer por el PSC, dure más allá de esta especial circunstancia electoral. En las próximas el "voto útil" será PSOE.

  • Podemos se desploma, víctima también de sus desmedidas expectativas, de su afán por abarcarlo todo con los brazos  y de su falta de claridad en las propuestas. Ya no es que no haya sumado nada a la coalición con Iniciativa per Catalunya, sino que en la practica han supuesto un lastre, rebajando el resultado de IC con respecto a las últimas autonómicas. Muchas formaciones consolidadas en los territorios se lo pensarán dos veces antes de "confluir" con la formación de Iglesias. "Pueblo catalán hacerse un lío sobre lo que defender Coleta Morada; querer satisfacer a todo el mundo y al final quedar desdibujado".  Podemos vino a sustituir al PSOE y con suerte lo hará con IU, como ha ocurrido en todas las elecciones autonómicas. 

  • El PP se hunde. No es solo producto de su anticatalanismo electoralista de años, no es solo producto de una demencial campaña electoral. El castigo y el hartazgo con el PP ha sido y va a ser una constante en toda España.

  • El PSOE se consolida como la única alternativa al PP. Su discurso de unidad en la pluralidad y respeto, su compromiso reformista respetando la ley, debería galvanizar el mayoritario descontento con el PP. Máxime cuando se confirma que Podemos está perdiendo el resuello. La misma noche de unas elecciones trascendentales para todo el país, mientras Rajoy estaba revisionando el España-Malta en la tele, Pedro Sánchez comparecía como próximo presidente del Gobierno -campañón de Pedro en Cataluña, por cierto-.
Más allá de todo ello, estimo que la solución definitiva al rompecabezas catalán vendrá necesariamente de un cambio de Gobierno tras las Generales. Como decía Ortega en 1932, y como comprobamos en España durante décadas, Cataluña estará contenta si forma parte de un proyecto español ilusionante, colectivo, más grande. La solución se llama España Federal y debe servirnos a todos los territorios para reordenar y racionalizar el sistema autonómico. Unidos y fuertes en la diversidad, en el respeto.

Puede parecer que estamos igual que ayer, pero eso, solo lo parece.

SENTIRSE ESPAÑOL



Comparto aquí el enlace a la columna que publiqué recientemente en el diario Público.

http://blogs.publico.es/otrasmiradas/5421/sentirse-espanol/

lunes, 14 de septiembre de 2015

LO QUE LE PASA A PABLO IGLESIAS




Escribir sobre nada relacionado con Podemos, ítem más sobre el mismísimo Pablo Iglesias, es un trago. Si en la firma del escrito aparece algo remotamente vinculable al PSOE, ya puedes esmerarte en glosar las maravillas del pelazo-selfie de la playa, que te dará lo mismo; no importa que sea un twit procaz o un profundo análisis político, los cielos se abrirán y se sucederá una cascada de improperios centrados en tu persona, rango, condición o prestigio -comúnmente todo a la vez-.

No es que sea éste un rasgo exclusivo de un determinado espectro político, ciertamente hablamos de una costumbre muy española. Dice mi amigo y compañero Jose Andrés Torres-Mora que hay que negar eso de que en España no se respetan las opiniones de los demás; todo lo contrario, en España se respetan tanto las opiniones, que nadie se molesta en establecer controversia alguna sobre las mismas, simplemente se ataca directamente a quien la expone y listo. Rasgo común pues, pero nadie puede negar tampoco que los/as pablibers han elevado esa sana tradición a la categoría de arte. En fin, que sé dónde me meto pero creo que por el bien común debo hacerlo.

Todo el mundo se pregunta qué le está pasando a Pablo Iglesias. De aquel chico fresco y desenfadado, rompedor y siempre con una sonrisa en la boca, hemos pasado a ese político que parece desayunar un vaso de vinagre por las mañanas. De aquel líder que intentaba hacerse un hueco empuñando la bandera de la participación y del proyecto colectivo, hemos pasado a un modelo de partido político hiperjerarquizado, donde hasta las candidaturas para las generales las decidió el aparato -con un trasunto de "primarias" de 18% de participación-. Y sobre el aparato, el gran timonel.

De aquel llamamiento constante a la "unidad popular", pasamos a ser testigos de los improperios y descalificaciones que dedicaba a sus antiguos compañeros de IU, a la impertinencia y desdén con la que arrastraba los símbolos, historia e ideales del comunismo español. Ni el PP había llegado a tanto dialécticamente.

Es evidente que Iglesias está encantado de haberse conocido. Pero últimamente cada vez que él y su EGO entran en una habitación, consiguen que no quepa ya nadie más.

La última ha sido llamar a Jeremy Corbyn "Pablo Iglesias británico". Sí, lo ha hecho él mismo, sin abuela ni nada.

Qué halago para el inglés, al fin y al cabo es un tipo sin trayectoria propia, ahíto de referencias. Apenas lleva siendo diputado desde 1983 y pertenece a un partido, el Laborista, fundado en 1900. Dice Iglesias que Corbyn rompe con el socialismo democrático, pero olvida que precisamente la familia política de Corbyn es esa y que el laborismo británico es y ha sido mucho más que la etapa Blair. Obvia también que si se contrasta el discurso del PSOE, o del socialismo europeo,  y el del nuevo líder laborista, se observará que las semejanzas son tantas que uno llegaría a la conclusión de que el que probablemente se reincorpora a la corriente mayoritaria de la socialdemocracia europea es el laborismo británico (afortunadamente).

Al fin y al cabo Pablo, el tuyo era Tsipras, ¿ya no te acuerdas?

Pero no seamos injustos. Precisamente escribo esto para dar una explicación a todo lo que acabo de narrar.

No es culpa de él, simplemente es una metamorfosis: se está transformando en un dios.

Le ha ocurrido a muchos gobernantes a lo largo de la historia. Cuenta magistralmente Suetonio en "Vidas de los Césares" - y recrea más contemporáneamente Obermeier de manera tan genial- cómo es un proceso de esas características, cuando relata la conversión de Calígula en divinidad (nada más lejos que comparar a ambos personajes, tengamos la fiesta en paz, solo me interesa el método). Refiere el autor romano cómo el príncipe, aquejado de unos terribles dolores de cabeza, vómitos y mareos, desapareció durante días, encerrado en sus habitaciones. Y cuando la corte ya le daba por muerto reapareció. Convertido en dios.

Me preocupa lo mucho que ha estado desaparecido Iglesias este verano.

Y ni siquiera ha gobernado nada todavía...

lunes, 27 de julio de 2015

LA CAÍDA DEL TERROR


El 9 de Termidor del año II en el calendario republicano francés, tal día como el de hoy pero de 1794, se produce la "Reacción de Termidor". En esta época se desdencadena el levantamiento de miembros de la Asamblea Francesa contra Robespierre, lo que pone final a la época del Comité de Salvación Pública, que por delegación de la Convención Nacional mandaba en Francia desde 1793. Y lo más importante, pone fin a la época del "Terror".

No hay una mejor manera de comprobar cómo una revolución puede acabar devorando a sus hijos, que observar lo que ocurre en Francia desde la - improbable solo unas horas antes de dictarse- decapitación de Luis XVI. Tras el afianzamiento en el poder de los jacobinos y de su facción más radical, la guillotina se fue llevando por delante no solo realistas, sino luego a girondinos y aún a destacados miembros del propio partido jacobino -los "jacobinos indulgentes"-, tales como Danton o Desmoulins. El poder concentrado entonces en las manos de Robespierre llegó a ser absoluto.

El Terror campó así durante meses en Francia. El diputado Siéyes (el autor del célebre y teóricamente revolucionario "¿Qué es el Tercer Estado"?), siendo preguntado por lo que había hecho en la Cámara durante este tiempo, comprobado que no había realizado ni una sola intervención ni iniciativa, contestó muy gráficamente:  -"Sobrevivir".

En Termidor, pues, el bueno de Maximielien, bajo cuya solo mirada temblaba el alma más firme, decidió acabar con su antiguo "amigo" Joseph Fouché  -procedían de la misma provincia y habían sido profesores juntos-. Para ello fue preparando el golpe de la misma forma que había dado tantos otros, amasando una intervención demoledora ante la Convención Nacional. Pero cometió el error de tomarse su tiempo ante un hombre que haría palidecer al príncipe de Maquiavelo. Fouché, acorralado como una bestia sin salida, desplegó todas las artimañas de las que solo una mente como la suya era capaz. Así, en semanas, los ánimos de los diputados de la Convención habían tornado del terror reverencial a Robespierre, al terror único y primigenio de estar en la próxima lista de sentenciados. Y ante eso reaccionaron.

Un Robespierre que subió a la tribuna en el mediodía del 8 de Termidor como señor de horca y cuchillo, para la noche era un hombre derrotado y ya al día siguiente un cadáver viviente. La caída de su cabeza puso fin al Terror y dio comienzo al Directorio, al que seguiría el Consulado y más tarde el Imperio.

Es un tipo curioso Robespierre al que la historia solo asocia -con razón- con guillotina. No son menores sus aportaciones teóricas, ni su inteligencia política. De la misma forma que es el mejor ejemplo de que un hombre recto según sus convicciones, que vivía con austeridad de franciscano, debido a su sectarismo se puede convertir en una plaga para la humanidad.

Llama la atención cómo para algunas rutilantes estrellas políticas españolas pueda ser referencia en una democracia del siglo XXI. De la misma forma que en la Convención se escupía al "infame moderantismo", se hace ahora trizas el concepto de consenso, que ha sido la herramienta sobre la que ha girado la mejor época de nuestra historia como país.

España es un país roto por una crisis social, institucional y territorial. Es un país tensado por el desigual reparto de la riqueza que ha producido desenganches de enormes capas de la población, por la corrupción que ha producido desconfianza en las instituciones, por el choque de nacionalismos que ha producido una crisis en Cataluña sin precedentes, por el radicalismo partidario... En España más falta hacen políticas de justicia social y de recuperación de cauces de entendimiento, que desquites ideológicos o revisionismos absurdos. Necesitamos coser y no destejer.

España es un país donde hacen falta más erasmos que robespierres



lunes, 6 de abril de 2015

El teatro español, bajo la mirada de Melpómene

Os dejo un enlace a la tribuna que publiqué en el diario El País, con motivo del Día Mundial del Teatro:

http://politica.elpais.com/politica/2015/03/31/actualidad/1427797667_356647.html

Confío sinceramente en que Terry Pratchett resucite





Os dejo aquí un enlace a la columna que publiqué en el Huffington Post:

http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/confio-sinceramente-en-que_b_6887452.html

EL IVA CULTURAL: DE RICKY MARTIN AL BAILE DE LOS DERVICHES





Os dejo aquí el enlace a la columna que publiqué en el Huffington Post

http://www.huffingtonpost.es/iban-garcia-del-blanco/el-iva-cultural-de-ricky_b_6847814.html#

domingo, 22 de marzo de 2015

LAS ELECCIONES ANDALUZAS A BOTE PRONTO




  • Los muertos que vos matáis gozan de excelente salud. El PSOE está muy vivo y va calando el proyecto regenerador de Pedro Sánchez. A ello se le ha sumado el gran liderazgo de Susana Díaz y la percepción de que las políticas públicas en Andalucía han sido muy diferentes a las desarrolladas por el PP en el resto de España. Volvemos a ser la fuerza más votada en Andalucía y de muy largo.

  • El PP se lleva un batacazo por encima de sus propias expectativas y probablemente marque una tendencia de lo que le puede ocurrir en el resto de España

  • No se debe confundir "la gente", con solo la gente de nuestro entorno inmediato, o solo con parte de la gente que está en redes sociales. El resultado de Podemos es meritorio, pero las propias expectativas hinchadas han provocado que se les traduzca en cierto amargura. De hecho la suma de Podemos e IU, ni siquiera igualan el mejor resultado de IU en unas andaluzas.

  • Anguita y el resto de gurús han actuado como Cronos con su organización. De hecho, más pareciera que están empeñados en que se diluya en otras nuevas opciones. Podemos de momento lo que sí ha conseguido es herir de muerte a IU.

  • Atención a Ciudadanos y a lo que pueden significar en el resto de España. Porque todo a punta a que el roto que le puede hacer a un PP acosado por la corrupción y por sus políticas, puede producir efectos tremendos. Si fuera del PP, hoy no dormiría tranquilo en NINGUNA comunidad autónoma. Y UPYD finiquitado.
Enhorabuena a l@s andaluces, que han salido a votar más que en la anteriores ocasiones y especialmente a mis compañer@s de la Ejecutiva Federal del PSOE. 


Hoy cambia el ciclo político en España y mientras Mariano viendo el clásico en la tele.

Añado aquí un párrafo para hablar de algo que, pese a esperado, no es menos desalentador; la vieja política y alguna de la nueva lamentablemente parecen coincidir en algo: insultar a los andaluces cuando no votan "lo que deben". Les recomiendo mucho más reflexionar sobre causas y tiempos y sobre lo que se ha hecho mal. En el PSOE llevamos tiempo haciéndolo, desde que mucha ciudadanía nos dio la espalda. Y parece que realmente no vamos por mal camino